(T.A.E.) Tasa Anual Equivalente. Qué es?

LA TAE

Compartir en redes sociales

Valor que constituye un aspecto obligatorio a considerar en los contratos y operaciones bancarias de las distintas entidades financieras, pues informa sobre el coste efectivo de la operación, en el caso de préstamos y créditos, o sobre el rendimiento efectivo de la misma, cuando se trata de operaciones de ahorro de inversión.

El cálculo de la TAE se realiza según las reglas establecidas por el Banco de España, basado en el tipo de interés compuesto y en la hipótesis de que los intereses obtenidos se vuelvan a invertir al mismo tipo de interés, y, en todo caso, tiene en cuenta las comisiones y periodificación de los cargos o de los abonos.

En el caso de operaciones de crédito, la TAE incorpora los costes de apertura y de estudio previos a la concesión del préstamo, así como las pólizas de seguros de amortización del préstamo exigidas por el prestamista por fallecimiento, invalidez, enfermedad o desempleo de la persona prestataria.

La entidad bancaria está obligada, en todo caso, a determinar cuáles son las cargas que no quedan incluidas en la TAE. A este respecto, se exluyen de la TAE los honorarios de notario, las tramitaciones, las verificaciones, la inscipción en el Registro y los impuestos.

la TAE se expresa como una tasa porcentual anual pagadera a término vencido equivalente. De esta manera, gracias a esta tasa es posible comparar productos o servicios homogéneos pero que presentan determinadas características dispares. Tal es el caso de, por ejemplo, la solicitud de dos ofertas de préstamo al cosumo con tipo de interés fijo y a un mismo plazo pero que pueden diferir en el tipo de interés nominal, con las comisiones y gastos aplicables o en el plazo en el que se tendrán que abonar las cuotas de devolución del préstamo y de sus intereses.

No obstante, hay que tener presente a la hora de establecer una comparación mediante la TAE entre productos que presenten distintas caracterísiticas que no se puede compara la TAE de los préstamos a interés fijo con la de los préstamos a interés variable, pues la base para su cálculo es distinta. En el caso de interés fijo la TAE refleja el coste que realmente va a tener el préstamo a lo largo de toda su “vida”, hasta su vencimiento; sin embargo, la TAE  de un préstamo a interés variable se calcula partiendo del supuesto teórico de que el tipo de referencia incial permanecerá constante durante toda la “vida” del préstamo, cuando en realidad este índice se verá modificado al alza y/o a la baja.

Exite la obligación para las entidades de que informen resptecto a la TAE aplicable a sus operaciones en la publicidad que realicen de sus productos, así como en los contratos formalizados con los clientes, en la ofertas vinculantes que realicen y en los documentos de liquidación de operaciones activas y pasivas.

Una vez que se dispone de, por ejemplo, un préstamo, para realizar una buena comparación con otras ofertas existentes en el mercado únicamente se debe tener en cuenta lo que aún queda por pagar del mismo. Es ahí donde surge un nuevo indicador: el Coste Efectivo Remanente, que representa el coste efectivo correspondiente al periodo que aún queda para la total amortización o devolución del préstamo.

¿Te interesan artículos como este?

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén cosas interesantes y actualizaciones en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirte.

Algo salió mal.

Empresa

asesoria barataasesoría en Badajozasesoria fiscalTAE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.