Por qué Hacienda hace inspecciones?


Compartir en redes sociales

Cuales son los motivos por los que Hacienda hace una inspección.

Inspección de Hacienda.

La siempre temida inspección de hacienda puede deberse a varias razones, que deben ser tenidas en cuenta para poderla evitar.

Puede que sea una inspección aleatoria, fruto del seguimiento rutinario por parte de la Agencia Tributaria y de los controles que realiza anualmente (Resolución del 8 de enero de 2018 del Plan Anual de Control Tributario), o porque haya algo en la actividad o contabilidad empresarial que no le cuadre, y que ve la luz con la presentación de las declaraciones, tanto de IRPF, IVA o Sociedades.

En ambos casos, conviene conocer los hechos o causas principales que implican alguna infracción o situación sospechosa y que deben evitarse en la medida de lo posible.

Vamos a analizar algunas de los posibles motivos.

1. Devoluciones tributaria excesivas.

Las devoluciones elevadas, al realizar alguna declaración tributaria (IVA, IRPF, Renta, etc) pueden llamar la atención de la Agencia Tributaria y en estos casos más vale que estén correctas o se ajusten a la realidad de las operaciones, por que, de lo contrario, entre la regularización y las sanciones no veríamos en graves aprietos.

  • 1. Constituye infracción tributaria solicitar indebidamente devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo mediante la omisión de datos relevantes o la inclusión de datos falsos en autoliquidaciones, comunicaciones de datos o solicitudes, sin que las devoluciones se hayan obtenido.    La infracción tributaria prevista en este apartado será grave.
        La base de la sanción será la cantidad indebidamente solicitada.
        La sanción consistirá en multa pecuniaria proporcional del 15 por ciento.Art. 194 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003)

2. Descuadres entre moles trimestrales y anuales.

Estos despistes o errores de cálculo hacen que Hacienda entre en acción, por lo que resulta aconsejable no ya hacerlo bien, sino también repasar y corregir antes de presentar.

3. Solicitar el NIF intracomunitario.

Las inspecciones por este motivo se deben a una simple comprobación de datos, teniendo en tal caso que justificar la necesidad de dicho NIF.

4. Declaración o no de subvenciones.

Hay que tener en cuenta que unas subvenciones está exentas de tributación, y por tanto no deben declararse, pero hay otras que no están exentas, y por tanto también habrá que declararla correctamente.

Por ejemplo, la subvención recibida a capital o corrientes, hay que declararlas íntegramente cuando la concede la Administración correspondiente, independientemente del cobro de la misma. Y las subvenciones concedidas para inversiones, se declarar a medida que se vaya amortizando la inversión.

Por lo cual, hay que tener mucho cuidado en saber qué tipo de subvención se ha recibido para declararla correctamente.

5. Dejar sociedades inactivas.

Dejar sin actividad demasiado tiempo una sociedad y crear otra parecida, con los mismos socios, misma actividad y misma sede, está dando pistar a una posible inspección por parte de la Agencia Tributaria.

6. No presentar declaraciones.

Salvo que no se llegue a los límites que obligan a presentarla, en los demás casos habrá que hacer la declaración correspondiente, porque sino tendremos a la Agencia Tributaria detrás.

En estos casos hay que tener muy al día las declaraciones censales (036-037) para decirle a Hacienda a las declaraciones que tenemos obligaciones de presentar y, evidentemente,presentarlas, ya que si después tuviéramos esa obligación, tendríamos las sanciones correspondientes por presentar fuera de plazo las declaraciones 

7. Excesos de gastos deducibles

Se tiene la tendencia a incluir gastos no relacionados con la empresa y su actividad, sobre todo en el caso de los autónomos, como comidas, gasolina, gastos corrientes (luz, agua), etc. Algo que Hacienda puede detectar y provocar una inspección o, cuando menos, una revisión, y sobre todo cuando los importes deducidos superan a los ingresos.

Esto está considerado como una infracción muy grave si es detectado por la Agencia Tributaria, siendo las sanciones muy altas, llegando a alcanzar el 100-150% sobre la cantidad no declarada correctamente.

Pincha aquí

¿Te interesan artículos como este?

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén cosas interesantes y actualizaciones en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirte.

Algo salió mal.

ContabilidadEmpresaFiscal

Agencia TributariahaciendaInspecciónIRPFIVARentaSanción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.