Oportunidades en la crisis.

Oportunidades en la crisis.

Es una obviedad, pero hay que decirlo: con las crisis hay oportunidades. Cuando se destruyen cosas se crean otras nuevas, la cuestión es cuáles.

Las necesidades por cubrir con los cambios.

Esto por el lado de la intención de compra del consumidor. Pero hay otra realidad incuestionable y es que esta crisis ha obligado a consumidores y empresas a cambiar por completo su forma de disfrutar y trabajar. Hemos asistido a la digitalización de muchas actividades: compras online, juegos, gimnasia, facturación, contabilidad, atención al cliente, etc. etc.

Es por ello que todo lo ayude a la digitalización de las empresas, grandes y/o pequeñas, es ahora mismo una gran oportunidad de negocio.

La crisis ha dado el impulso definitivo a sectores como el ecommerce, el pago por aplicaciones, la impresión 3D, el cuidado medio ambienta…

El empujón a la venta online de básicos.

Sin ninguna duda el ecommerce sale muy reforzado, Se ha perdido el miego a comprar productos online.

Aquí las oportunidades están en la digitalización de los comercios de barrio, puesto que la mayoría vive todavía de espaldas a la venta online.

Fabricación local.

La crisis nos ha obligado también a cerrar fronteras y a transformar industrias para producir productos de primera necesidad, incluso desde casa.

Impulsar negocios basados en la cercanía el made in Spain, por el sentimiento de que ha sido nuestra industria la que nos ha salvado.

De ahí deriva la segunda oportunidad: aprovechar para desarrollar el concepto de impresión 3D, tan útil en los momentos difíciles y que se puede convertir en un apoyo sustancial para nuevas industrias.

Digitaliza tu empresa.

Esta crisis ha dejado claro que la transformación digital no se puede posponer. Y a la par ha abierto una línea de oportunidades para pymes con pocos recursos.

Aprovecha la oportunidad que ofrece el Internet y conecta con tu asesoría bajo coste y que ofrece el software de facturación y contabilidad que necesitas para tu gestión diaria. Que pagas por lo que realmente recibes y por lo que te gestionan, es decir, pagas por lo que usas y no más. Se acabaron esas cuotas desorbitadas por nada o por muy poco servicio.

Si quieres aprovechar al máximo estas posibilidades mira nuestra pagina y contacta.

Te ha gustado este artículo?

Deja una respuesta