En este momento estás viendo La morosidad amenazante en las empresas.

La morosidad amenazante en las empresas.

Medio millón de compañías podrían quebrar a lo largo de los próximos meses por los retrasos en los pagos de sus empresas clientes.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Y todo por culpa de los miedos e incertidumbres que provocan las crisis en las empresas. Ante el temor de que mis clientes dejen de pagarme como hasta ahora lo habían hecho, yo hago lo propio con mis proveedores y así mantengo una cierta liquidez en mis cuentas. Y ese «por si acaso» es lo que finalmente acelera el colapso.

Entre el 15% y el 20%

En situaciones de normalidad, son las grandes firmas las que más se retrasan, la crisis está haciendo que sean las pymes las que más extienden el abono de sus facturas más allá de la fecha de vencimiento, lo que pondría de manifiesto la falta de liquidez.

Si no se pone remedio a la ruptura de la cadena de pagos, habrá un gran número de quiebras, sobre todo entre las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, que están a dos mensualidades de no aguantar más.

Entre el 15% y el 20% de las empresas podrían desaparecer, y la mayoría de las quiebras se producirán por falta de liquidez por la ruptura de los flujos monetarios.

Sin embargo, la intervención del Estado no resuelve ni va a resolver el problema del todo. ¿La causa?. Que se ha inyectado dinero en las empresas, pero no de asegurar que ese dinero se emplee para pagar las facturas pendientes.

Y las previsiones indican que el problema se incrementará a lo largo del próximo ejercicio, ya que en estos momentos los préstamos del ICO carecen de intereses. Sin embargo, en 2021 las empresas van a atener problemas de tesorería y van a tener que hacer frente a estos pagos, cuyo tipo medio está al 2,5%, lo que puede ser un problema añadido.

El Estado ha inyectado dinero en las empresas, pero no se ha asegurado que paguen las facturas pendientes.

Deja una respuesta