En este momento estás viendo Hostelería y Turismo ahogados por la crisis del Covid.

Hostelería y Turismo ahogados por la crisis del Covid.

La crisis sanitaria, con cierres perimetrales, países cerrados al Turismo y restricciones tales como el toque de queda o la limitación de aforos, han dejado muy tocados a sectores clave para la economía española como son la Hostelería y el Turismo. Y piden ayudas directas.

La Hostelería y el Turismo han sido tradicionalmente sectores claves para la economía española. Sin embargo, debido a las restricciones impuestas para mitigar el impacto de la pandemia, ambos sectores sufren una agonía sin precedentes que amenaza con destruir gran parte de su tejido empresarial.

Debido a la fuerte propagación del coronavirus tras las fiestas navideñas, en España nos encontramos con cierres perimetrales que restringen la movilidad entre comunidades autónomas, toques de queda, cierre adelantado de comercios, limitación de aforos y reuniones… nuevas medidas restrictivas que afectan de lleno a ambos sectores y merman sus posibilidades de recuperación.

El turismo no alza el vuelo.

La actividad turística retrocedió en 2020 a niveles de 1995. El sector perdió 106.000 millones de euros durante el ejercicio pasado y un millón de empleos diarios de media.

Desde el sector reclaman la necesidad de aprobar un plan de choque urgente que incluya ayudas directas y medidas tales como la bonificación del 100% del Impuesto sobre Actividades Económicas, el aplazamientos de los pagos del Impuesto sobre Sociedades, la reducción del IVA para el sector al 7%, la prolongación de los ERTEs hasta el 31 de diciembre de 2021 y la exoneración total de pago de la Seguridad Social, así como el trato especial en las facturas de suministros de electricidad, gas natural y agua.

La hostelería agoniza.

El sector de la Hostelería se enfrenta a una caída de su actividad sin precedentes en nuestro país. En octubre ya había cerrado más de 65.000 negocios hosteleros.

Apenas la mitad de trabajadores queda en activo, entre despidos o personas que se encuentra en ERTE.

Como resultado, de acuerdo con las estimaciones del sector, la crisis podría provocar el cierre de un tercio de los establecimientos.

Teniendo en cuenta la envergadura de la crisis, los empresarios del sector llevan meses exigiendo ayudas directas para sobrevivir.

En nuestro país se necesitarían 8.500 millones de euros para que la Hostelería pudiera salir adelante. Sin embargo, el Gobierno no ha aprobado ayudas directas para que el sector pueda aguantar la nueva oleada de restricciones.

Además, reclaman medidas tales como la reducción del IVA al 5%; la rebaja del Impuesto sobre Sociedades y de la cotizaciones a la Seguridad Social; moratorias o eliminación de la devolución de créditos y alquileres; y la derogación de la cláusula de los ERTE que obliga a mantener el empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad.

Plan de choque.

El 22 de diciembre el gobierno aprobó un Real Decreto-ley con un plan de rescate que contempla medidas urgentes de apoyo a la Hostelería, el Turismo y el Comercio dividas en cinco bloques.

Alquileres.

Los empresarios del sector podrán beneficiarse de una rebaja del 50% en los alquileres de sus locales siempre y cuando estos sean propiedad de un gran tenedor.

Por otra parte, si el dueño del local es propietario de menos de 10 inmuebles, este podrá imputar como gasto deducible en el IRPF la rebaja que aplique a su inquilino durante el primer trimestre de 2021. Este incentivo permite deducir hasta el 100% de la cuantía del alquiler mensual en el caso que el arrendador rebaje el total de la renta.

Liquidez y solvencia.

Se amplía la carencia de los préstamos ICO durante un año más y se crea un nuevo tramo de los créditos ICO especiales para pymes y autónomos del sector Turístico y Hostelero.

Medidas tributarias.

Se permitirá aplazar durante seis meses las deudas tributarias en declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el 30 de abril de 2021, ambos inclusive, de modo que en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre.

Se aumenta la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF, que pasa del 5% actual al 20% con carácter general. Esta rebaja en la tributación llegará el 35% en el caso de Hostelería, Turismo y Comercio.

Esta medida se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 (ya efectuado) y para el primer pago de 2021.

Estas deducciones también se aplicarán en la tributación del régimen simplificado del IVA correspondiente a la cuota devengada de 2020 y a la primera cuota trimestral de 2021.

Actividades protegidas.

Todas las empresas incluidas dentro de la categoría de «actividades protegidas» podrán beneficiarse de exoneraciones directas en las cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores, pudiendo alcanzar las exenciones hasta el 85% sin son empresas de hasta 50 trabajadore so el 75% de ahí en adelante.

Además, las empresas encuadradas en el sector del turismo, el comercio y la Hostelería podrán disfrutar de bonificaciones del 50% de las cuotas a la Seguridad Social para los trabajadores con contratos fijos discontinuos desde abril hasta octubre de 2021, complementariamente al período previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 de los meses de febrero, marzo y noviembre.

Mientras tanto, el Turismo y la Hostelería continúan sumidos en su lenta agonía. Así pues, no queda otra que seguir intentando «capear el temporal».

Deja una respuesta