Guía completa de Impuestos para autónomos y pymes


Compartir en redes sociales

Todo lo que necesitas saber de impuestos para cumplir con Hacienda.

Introducción.

Nadie está libre de pagar impuestos; no importa si eres autónomo, empresario, una sociedad… Al final todos debemos ajustar cuentas con Hacienda. Y esto no es sencillo: hay de tener en cuenta plazos, procedimientos, documentación a presentar…y entender una multitud de procesos, términos y números que lo único que hacen es complicarlo aún más.

Además, a lo largo del año seguramente te enfrentarás a la liquidación de diferentes tipos de impuestos en más de una ocasión. En algunos casos será trimestral, en otros anual… pero, al final, tendrás que invertir una gran parte de tu tiempo en esto.

Y no hay escapatoria. Hacienda somos todos, como se suele decir, y no atender a esta responsabilidad puede acarrearte muchos problemas, e incluso sanciones económicas, con el fisco.

Por eso, es muy importante que entiendas bien cuáles son los impuestos que estás obligado a pagar, en qué fechas has de hacerlo y de qué forma para cumplir correctamente con esta responsabilidad.

Explicaremos de forma detallada en qué consiste cada impuesto, qué documentos (modelos) se presenta ante Hacienda para cumplir con cada uno de ellos, cómo rellenarlos, dónde presentarlos… pero si te quieres complicar con ellos y evitar problemas, contacta y te ayudaremos con todo.

¿Qué es un impuesto?

Un impuesto es un pago que se hace al gobierno y que se utiliza para afrontar los gastos públicos (sanidad, educación, seguridad, infraestructuras….). Los impuestos pueden pagarse a la administración estatal (IVA, IRPF), autonómica (Sucesiones y Donaciones) o local (ayuntamientos: IBI).

El que paga no obtiene un beneficio personal a cambio. Lo que se recauda va destinado a la utilidad general de toda la población. El cobro de impuestos es la forma que tiene el estado de obtener recursos y financiarse.

Los impuestos se dividen en dos grupos:

Directos

Son los que se cobran en función de las circunstancias de la persona. Un ejemplo de impuesto directo es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en la que el ciudadano paga en función de sus ingresos.

Se incluye dentro de estos, también, el Impuesto sobre Sociedades (IS) que funciona igual que el IRPF pero se aplica sobre los beneficios de una empresa.

Los impuestos directos los cobra la Administración directamente.

Indirectos

Son los que pagan por igual todos los ciudadanos, independientemente de sus circunstancias.

Un ejemplo de impuesto indirecto es el IVA que contiene todo lo que compramos. El IVA es un impuesto que grava el consumo. A más consumo, más impuesto se paga. Los impuestos indirectos no se pagan a la Administración. Cuando compramos no pagamos el IVA al estado, es el negocio el que debe encargarse de recaudarlo.

Dentro de los impuestos indirectos se encuentran los Impuestos Especiales. Estos impuestos son aquellos que gravan el consumo de una serie de productos que se consideran de efectos “negativos”, como el alcohol o los hidrocarburos. Todas las personas pagan impuestos. Algunos se recaudan una vez al año (IBI, impuesto de circulación….) y otros se liquidan en tramos, trimestrales o mensuales. Las empresas y autónomos tienen numerosas obligaciones liquidatorias a lo largo de un ejercicio.

¿Te interesan artículos como este?

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén cosas interesantes y actualizaciones en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirte.

Algo salió mal.

FiscalImpuestos

asesoría en Badajozasesoria fiscalautónomoGuíaImpuestospyme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.