CREAR EMPRESA. El Plan de negocio.

CREAR EMPRESA. El Plan de negocio.

El modelo de negocio tiene que ser una guía útil que pueda ofrecer las claves sobre los pasos que hay que dar al menos en los primeros años de funcionamiento.

Los modelos de negocio, de cualquier industria o sector, bien sean startups o negocios consolidados, deben cumplir al menos tres condiciones básicas que quizá puedan parecer obvias, pero no lo son:

  1. Sentido común y realidad sobre los recursos humanos y financieros disponibles o a los que podré acceder en función del estado de madurez del proyecto.
  2. Que el modelo de negocio contemple las variables básicas a las que se va enfrentar ese negocio en el momento del arranque.
  3. Dedicar el esfuerzo y tiempo necesarios para poner sobre papel nuestra idea y acompañarla de unos sencillos números que reflejen una proyección futura de los ingresos y gastos y la generación de cash flow.

Un modelo de negocio que no contemple un conocimiento mínimo del mercado y la competencia en el que se va a desarrollar partirá de una base inconsistente y, por lo tanto, no servirá para la toma de decisiones.

No es lo mismo enfrentarse a un plan de negocio que operará en un mercado ya existente o consolidado, que a un plan de negocio que sólo funcionará si eres capaz de generar la demanda del mismo en un mercado nuevo.

En esta segunda circunstancia, donde el objetivo es crear la necesidad de uso de ese producto o servicio que no existe, el mercado es importante, pero lo es más la estrategia que se ha de seguir para crear la necesidad o atracción suficiente para convertirlo en un producto o servicio que sea deseado, bien por ser exclusivo, novedoso o con un componente tecnológico diferencial no existente previamente. En este caso la disponibilidad de recursos financieros suficientes para crear la demanda será la clave.

Muchos de los planes de negocio de emprendedores no saben si existe el mercado o si son capaces de generarlo, inicialmente parten de ideas, muchas de ellas brillantes, pero desconocen cómo generar la necesidad o la demanda.

En los negocios que se desarrollan de forma exclusiva en entornos digitales, uno de los puntos críticos es conseguir el tráfico necesario para hacer efectivo ese modelo de negocio, existe un previo, la generación de la demanda, que suele ser un gran olvidado, por muy evidente que parezca. Los cuatro pilares que se han de considerar en la elaboración de un plan de negocio efectivo son:

  1. La estrategia. Entorno, clientes y mercado.
  2. La viabilidad del proyecto.
  3. Proyecciones financieras básicas.
  4. Imagen ante inversores.

La estrategia. Entorno, clientes y mercado

El objetivo de este punto será definir de forma sencilla, cómo el futuro negocio va a crear, entregar y generar valor. Para ello se deberá cubrir la información resumida en seis bloques.

  1. Entorno y personalidad del proyecto.
  2. Segmento de clientes.
  3. Puesta en valor.
  4. Canales de comunicación, marketing y distribución.
  5. Relación con el cliente.
  6. Mercado y competencia.

Viabilidad del proyecto

  1. Fuentes de ingreso y gastos.
  2. Recursos claves.
  3. Operaciones claves.
  4. Socios / partners / alianzas.

Proyecciones financieras básicas

No será necesario contratar a un banco de inversión o consultora para poder elaborar unas proyecciones financieras básicas, ya que las debe saber elaborar el propio emprendedor de forma básica y casi intuitiva por el conocimiento profundo de su negocio. En fases más maduras ya habrá tiempo de mejorarlas y dotarlas de la sofisticación financiera que precisen.

Imagen ante inversores

Antes de lanzarte a la presentación de tu plan de negocio ante posibles inversores, es necesaria la formación del propio emprendedor en materias básicas: gestión de empresas, finanzas, marketing y nociones fiscales que afecten de manera relevante al negocio. Este paso será un factor decisivo para dar una imagen sólida y definitiva ante posibles inversores.

El plan de negocio es la herramienta de comunicación más potente que existe y la única que permitirá al emprendedor transmitir a inversores, proveedores y clientes los objetivos que persigue, cómo los va a conseguir y cuáles son las posibles vías de actuación para convencerles de que se sumen al proyecto.

Deja una respuesta